Gracias por tu Visita, Deja un comentario.

sábado, 31 de diciembre de 2011

AMOR PLATONICO


Que cortas son las distancias
Que hermosas las fantasías
Cuando observo tu belleza
Y me llena de amor en la lejanía
Sabía que eras ajena
Ahora se que estas libre
Pero alguien se adelantó
Y tu pensamiento ocupó
Amor te profesa y celos me hace sentir
En la sombría habitación
Mi alma se llena de alucinación
Cambiando el reposo absoluto
Por una mirada pérdida
Acaricio tu cuerpo virginal
Te susurro en silencio
Y me hundo en tu pecho
Recién te he conocido
Y me has arrancado más de un suspiro
Quiero que seas testiga
De mi pasión por ti
Que esperando está poder amar
Y dejarse llevar por lo aún no vivido
Embriago mi mente
Y humedeces mi deseo ardiente
Con tu amor platónico.
Jorge E. Ramírez Clavijo

miércoles, 21 de diciembre de 2011

CORAZÓN AFLIGIDO


El firmamento dibujó con estrellas; el ocaso de mi amor
Cometas furiosos; su orbita cambian por la pena
El negro túnel del tiempo; el deseo vuelve a fundir
Motivando que los rayos del sol
Con violencia quemen, la renacida esperanza del vivir
La tarde llena de temor
Avergonzada se esconde
Cediendo turno; a la atormentada noche
Quien con sutiles ruidos en el silencio
Reclamos plantean; al despiadado desplante del ser dolido
Cuya única respuesta; Yace en un corazón afligido.

Jorge E. Ramírez Clavijo

lunes, 19 de diciembre de 2011

SILENCIA TUS LABIOS, POR FAVOR





Silencia tus labios, por favor
Que no te perturbe mi presencia
No te incomodes con mi compañía
Esta será tal vez mi última estadía
Pero mientras el reloj te aleja de mí
Permíteme contemplarte mientras duermes
Déjame observarte
Sentirte mía en mi lecho
Déjame romper la barrera de tu tiempo
Liberar las ansias de tu cuerpo
Deja que me ahogue en tu pecho
Suplir las palabras con mis besos
Déjame alimentarme con tu deseo
Que mientras más tiempo me dejes
El silencio
Me hará dueño de tu mente por siempre

Jorge Enrique Ramírez Clavijo

lunes, 14 de noviembre de 2011

EL VESTIDO DE NOVIA


Una mañana de sábado,
Cercano estaba el día en que su padre al altar la llevaría,
Cada mañana al despertar, sonreía, pues durante la noche,
En sueños imaginaba el momento más preciado,
Cuando en la cama de su prometido
Su virginal cuerpo entregaría
Los preparativos eran el tema del día,
La madre preocupada por los arreglos,
El vestido, la comida y los invitados;
El día dedicaba a tan versátil tarea,
El padre por su cuenta,
Solo; la tristeza confundida con la alegría
En cada momento lo embargaba.
En otro lugar el novio, sólo pensaba
En desvelar el velo de su amada.
De repente la voz frágil e inquietante de la novia,
Apresura la paciencia y desborda la calma.
-“Madre, hoy debo medirme el vestido,
Me preocupa que esta tensión me haya bajado de peso”
Era el momento que la joven había esperado,
La ilusión de verse vestida de novia,
Durante mucho tiempo, en su interior la había llevado,
Nada hacía presagiar las sorpresas del destino,
Un amor que ella pensó olvidado,
Un amor que el tiempo creyó había matado,
Esa tarde haría aparición,
Después de un largo letargo
De barreras y obstáculos derribar
A su verdadero amor venia presuroso a encontrar
Al abrir la puerta que lleva al balcón
Una figura que ella conocía,
Como fantasma entre las sombras aparecía.
Presurosa ella corrió al portón principal,
Entre nervios y desconcierto su agitado corazón,
Por el impulso se dejó llevar
¿Era real o su mente deliraba?
En el fondo su alma deseaba
Que esa imagen, que en el balcón se dejó revelar
En la puerta pudiera estar.
¡Vaya sorpresa!
Cuando de pie frente a ella
Con una sonrisa ligera,
Con un ramo de flores y con la promesa cumplida
Después de varias lunas,
Aquél, que ella pensó no más vería
Sus brazos, esa tarde le extendía.
Decisión la del momento,
Alguien tendría que llevar el lamento.
Un amor eterno que ella nunca podría olvidar
O un vestido perfecto, con ilusión de modelar frente a un altar.
Jorge E. Ramírez Clavijo

AÑORANZA


Desde el día que te marchaste,
No hay noche que mi mente no te llame
Al despertar en cada mañana
Mi alma te espera y mi corazón te extraña
La carta que me dejaste aún no termino de leer acontece
En la mesita de mi cuarto me recuerda el ayer
Sueño con aquel día de tu partida y
Sonámbulo espero tu regreso.
Al lugar de la despedida
Como zombi voy a buscarte;
No me he percatado de los días
Pareciera que fue ayer,
Mi rostro en el espejo
Ha perdido lozanía
Desde aquella despedida
Mi pelo emblanquecido, como hilo de plata
Testigos son, del tiempo que esperando llevo.
El día que te marchaste
Una lágrima por mi mejilla rodó
Y heridas en mi corazón dejó.
Jorge E. Ramírez Clavijo

jueves, 3 de noviembre de 2011

ES CRISTO, QUIEN TE LLAMA


Desde el día en que te conocí
No hay noche ni día
Que no piense en ti
Cada mañana al despertar
Mis ojos se abruman con la esperanza
Mis labios se suavizan
Con tus palabras
Mi aliento se hace más fresco
Por la bondad de tu espíritu
Cada paso de mi vida
Es guiado por ti señor
Ahondas conocimiento y sabiduría
Para entender ¿por qué?
Con pasión, entregaste tu vida por mí
Ahora, queda en nosotros escuchar tu llamado
¡Escucha hermano!
Es Cristo, quien te llama
Se acerca más a ti
Sonriendo él te dice:
¡Ven a mí!
Cierra tus ojos ya, y déjate llevar
Sí, él te eligió a ti
Y tú debes decir:
¡Sí señor!
¡Estoy aquí!
¡Estas en mí!
No temas su llamado
Él te iluminará
Si llama a tu puerta, ábrele y hazle entrar
Y así podrás, a todos dar su amor.

Jorge E. Ramírez Clavijo



miércoles, 2 de noviembre de 2011

TRISTEZA, ENGAÑO Y FORTALEZA


Fácil sería arrancar las hojas de los árboles
Para dejar que el Sol entre por sus ramas
Fácil sería derrumbar los muros
Para evitar saltar sus obstáculos
Fácil sería alejarme
Para evitar enfrentarte
Fácil sería juzgarte
Sin antes entender tus motivos
Fácil sería dejarte a la deriva
Sin antes ayudarte a llegar a buen puerto
Fácil sería repudiarte
Sin antes repudiarme a mi mismo
Buscamos siempre en la vida lo más fácil
Sin saber ¿Qué es lo que más vale?
No tengo derecho a juzgarte
Tú sólo Tú debes hacerlo
Muchas veces en nuestras oraciones
Pedimos Perdón a Dios por nuestras ofensas, invocando
¡Así como nosotros perdonamos a quienes nos ofenden!
Pero cuando nos ofenden, nos llenamos de odio y perversión
Que deseamos acabar con quien nos ha ofendido
Donde quedó la humillación, la misericordia que día a día pedimos
Siento tristeza sí, por el engaño
Pero también tengo Fortaleza por que ello
Me permite saber que ya no seguiré siendo herido.
Así con amor te digo:
Hazme llorar con la verdad
Para que no me destruyas
Con la mentira.

Jorge E. Ramírez Clavijo

miércoles, 27 de julio de 2011

¡TE AMO! AÚN EN LA DECEPCIÓN


Una melodía acompaña la desilusión
La razón se aflige y
La tristeza se vuelve su opresor
Se inmuta el pensamiento
Y comienza a delirar
Los ojos se cierran
Los recuerdos te invaden
Se hace cada vez s intenso el deseo y
Llora sangre el corazón
Es más fuerte tu desaire
Y me obliga a retirar
Alzar mis sentimientos
Y en un baúl sin candado
Dejarlos reposar
El tiempo no lastimará
A lo que por ti siento
Inmune quedará
De mis afligidos desalientos
¡Te amo! aún en la decepción
Jorge E. Ramírez Clavijo

TALVEZ


Mil y una frase me invente
Mil y una frase para escribirte
La Inspiración vacío esta vez me dejó
No hallaba palabras para decirte
El dolor que me invade con tu distancia
Sólo una lírica expresión mi mente atinó
Decirte que de la realidad quería escapar
Que hoy por ti me voy a embriagar,
De la alacena tomare un licor, el más fuerte
Que el alma me queme y perturbe mi sentir
Que me haga olvidar y
Que me invite a perderme
Sin conciencia ni recuerdos,
¡No deseo ser Yo!
Hoy quiero acabar con lo que soy y
Dejar ya de sentir
Eso talvez sea mejor.
Esperando respuesta a lo que te escribí
Solo una palabra me diste:
Talvez.
Jorge E. Ramírez Clavijo 


jueves, 26 de mayo de 2011

DIFUSA TU IMAGEN


Cuantas veces mi grito rompió las barreras del silencio
Cuantas veces el silencio opaco al grito violento
Es raro el sentir en tormento el tiempo
Es raro sentir tormento en cada tiempo
De tantas maneras se ha afligido mi sentir por los pensamientos
De tantas maneras el pensamiento dio luz al desconcierto
Mil y una veces sentí tu ausencia en el diván
Mil y una veces tu presencia solía extrañar
Cuantas lagrimas mis ojos ocultaron
Cuantas lagrimas mis ojos no derramaron
Cuanto temor en soledad sentí
Cuanto temor muchas veces se apodero de mí
Es violento el cambio que deja el desconcierto
Es violento el cambio en que te envuelve el silencio
De mil formas te pensé y extrañe
De mil formas mi mente por ti se desoló
Te esperado casi una eternidad, en el silencio de mi soledad
Te esperado casi una eternidad, que parecía nunca acabar
Ahora mi mente se abruma con tu presencia
Ahora mi mente alucina con tu existencia
Se hace difusa tu imagen cercana a mí
Se hace difusa tu imagen y pareces muy lejana ante a mí

JORGE ENRIQUE RAMIREZ CLAVIJO

EL DESPLANTE DE TU AMOR


Estoy en la esquina que solía esperarte
Puesto llevo la camisa que solía a ti gustarte
Los nervios traicionan mi espera
Prendo un cigarro para calmar la ansiedad
El murmullo de la multitud me hace pensar
En cada encuentro que al despedirnos nos solíamos extrañar
Pasan las horas y Tú no llegas
Seis cigarros he prendido y hasta las colillas he consumido
Se hizo muy tarde la noche
El transitar de la gente se ha calmado
Sólo en la esquina me he quedado
Tu bella presencia esa noche no ha llegado
Es hora ya de partir
En la almohada recostarme y entregarle mi sufrir
La frialdad de la cama se confunde con el sentir
El cuerpo no decae en el sueño
El tormento de mí se hizo dueño
Ahora entiendo lo que decías
Con ese desplante tu promesa cumplías
Debo recoger los recuerdos
Envolverlos y guardarlos en lugar seguro
Donde el tiempo no palidezca, empolve ni llene de telarañas
El más hermoso de mis sentimientos
Que un día por un desplante descubrió
Que el amor es violento
Te deja heridas que nunca has de curar
Y que el tiempo en algo te ayuda aliviar.

JORGE ENRIQUE RAMIREZ CLAVIJO

BRINDO SOLO POR TI


En una pequeña morada
El sofá de color sombrío
Se confunde en la oscuridad de la habitación
El reflejo de una luz en la ventana otorga un pequeño brillo
Atenúa la solidez del cuarto tormentoso
Llena está la copa de recuerdos
Espumante de sentimientos y aflicciones
Se ha derramado en la mesita de mis pasiones
Este burbujeante líquido embriagador me invita a decir:
Brindo solo por ti
Brindo sólo en mi soledad
Brindo sólo en tu ausencia
Brindo sólo sin tu presencia
Brindo sólo deseando que estés aquí
Brindo sólo y no hay complacencia
El Brindis me hace extrañar,
Tu figura e imagen celestial
Salud por ti.

JORGE ENRIQUE RAMIREZ CLAVIJO


AFLICCIONES EN EL INFINITO


Es casi medianoche
Reposado sobre el verde pasto
Mirando el infinito me encuentro
Las estrellas tiritan a lo lejos
Acompañan soberbias mi desvelo
La luna orgullosa se muestra
Su luz dibuja a mi cuerpo tendido una sombra
El horizonte a lo lejos palidece en la oscuridad
El sonido deslumbrador del silencio
Te afina los sentidos y reviven tus recuerdos
Tus pensamientos deliran por lo desconocido
Son miles y miles de interrogantes que la noche otorga
La suave brisa perfuma el ambiente con el aroma vegetal
La calma te hace escuchar tus respiros
Una vez más vuelves a pensar
Y es tan rápido el tiempo
Que no te espera en el meditar
Aceleras tu palpitar con cada recuerdo vivido
La noche melodiosa te hace extrañar
El tiempo que un día has perdido
Te observas dibujado en la silueta de las estrellas
Sabes que hay morada en ellas
Que algún día visitarás

JORGE ENRIQUE RAMIREZ CLAVIJO


sábado, 9 de abril de 2011

ESCRIBO UN POEMA A LA NOCHE



Le escribo un poema a la noche
Escribo y recuerdo tu reproche
El lápiz se hace agudo
Tomando un color negro oscuro
El papel blanco se vuelve gris
Por cada frase que va encajando
En la rima del aprendiz
Es difícil describir en palabras
El sentir de mi alma por ti
Ahora, he logrado una rima en mi poesía
Sin saberlo te he dicho, ¡vida mía ¡
¿Cómo tan sutilmente recobro la alegría?
Si mi vida es toda melancolía
Escribo un poema a la noche
Y el día muere de celos y envidia.

Jorge Enrique Ramírez Clavijo


AMARTE ME MATA


Los días pasan acelerados
Los recuerdos sangran el alma
Las cadenas aprisionan nuestras vidas
No hay salida a la rutina
Cambio por presión el escenario
Pero otra vez la usanza se carga en mis días
Quiero evadir con locura el compromiso
Pero es tan duro, que en mi cara me dice: ¡ iluso !
Reconozco, soy quimérico
Pero entre mis sueños soy libre de la prisión
Abunda la apatía, indolente se vuelve el mundo
Solitario debo entender, como pude caer
Ahora que no hay remedio
El consuelo me trastorna
Y en soledad mi alma te idolatra
El grito de la conciencia otorga
Una frase que es verdad
“Amarte me mata”

Jorge Enrique Ramírez Clavijo

COMO OLVIDARTE SEÑOR


Por la noche, con los ojos atumultuados y el organismo cansado,
Busco refugio en la frialdad de mi cama,
La almohada que conoce mi pensar
Alberga el consuelo que por días he buscado
El cansancio adormita, mi cuerpo vencido por el día
Sin mediar palabras,
Mis manos recogen el manto para cubrirme
Siento tibieza en el abrigo,
Sin saber que Tú, mi Señor, estas ahí conmigo
La oscuridad trae recuerdos de lo que durante el día he vivido
Mi alma se confunde, entre nervios y temor
Deseando que mañana el día sea mejor
La claridad de la primera luz en mi cuarto
Mis ojos despiertan,
Tomando por asalto a mi cuerpo vencido por el sueño
Atino por inconciencia a impulsarme
Para enfrentar con valentía el nuevo día
Me olvide de saludarte y confundido por lo desconocido
Empujo la muralla que otra vez me absorbe
Que inconsciente soy, como olvidarte,
Si eres Tú, mi Dios, el que cada día, conforte me trae.

Jorge Enrique Ramírez Clavijo


viernes, 18 de marzo de 2011

TE VI

Te vi y mi alma se agitó

Te vi y mi deseo volvió

Te vi y una vez más te amé

Te vi y del mundo me olvidé

Sentí que olvidarte es imposible

Sentí que sin ti estoy vació y la vida es inadmisible

Recordé que de mí te alejaste

Busqué con angustia tu mirada

Para en ella encontrar respuesta a tu retirada

Denotas que no eres feliz

Denotas que sin mí, para ti el mundo es sólo de color gris

Me deseas como Yo a ti

Me amas y tus labios no lo pueden decir

Te siento y no estas aquí

Tu aliento se quedó conmigo

Y no lo reclamas porque quieres que sea así

Para al final despedirte y decirme adiós AMIGO.

Jorge Enrique Ramírez Clavijo

LA NOCHE

La noche se hace cada vez más oscura

Nos envuelve en el silencio

Y nos refugia en la soledad

La noche perturba las emociones

Nos enfrenta a nuestras aflicciones

Y nos envuelve en sus líricas sensaciones

La noche compañera de los recuerdos

Cómplice de tu nuestra angustia

Encubre nuestra alma mustia

La noche revive mis sentimientos

Atropella mis decaimientos

Me hace desear tus renacimientos

La noche compañera mía

Aligera mi cobardía

Hace renacer mi esperanza por ti, adorada mía.


Jorge Enrique Ramírez Clavijo

¿CÓMO?


¿Cómo poder negarte?

¿Cómo poder olvidarte?

¿Cómo poder decir que te he olvidado?

¿Cómo poder decir que de mi mente te he borrado?

¿Cómo poder arrancarte de mis pensamientos?

¿Cómo poder decirle al mundo de mis lamentos?

¿Cómo le digo a mi corazón que no te sienta?

¿Cómo le digo a mi alma que te libere de mi conciencia?

¿Cómo poder liberar la tinta del papel?

¿Cómo poder arrancar de mi mente tu clavel?

¿Cómo quitarme la angustia por ti?

¿Cómo quitarme el ansia que me tiene así?

¿Cómo reír en tu ausencia?

¿Cómo hacer feliz a mi conciencia?

¿Cómo decirte que no escribo por ti?

¿Cómo decirte que no me inspiro en ti?

¿Cómo soñar y no hacerlo contigo?

¿Cómo soñar si Tú no estas conmigo?

¿Cómo le hago para decir que no te amo?

¿Cómo le hago para liberarme, si de tu recuerdo soy esclavo?

Jorge Enrique Ramírez Clavijo

sábado, 12 de marzo de 2011

OCULTOS PENSAMIENTOS


En la nube de tus pensamientos

Los rayos del sol se dilatan

Cubren con soberbia tus sentimientos

Le impiden al amor su virginal complacencia

Se enmudece la conciencia

Se llena de tabúes la insolencia

El estupor se hace viril

Y el deseo frágil vuelve a redimir

Das temor en cada cita no complacida

Y trastornas la osadía

Volviéndola en temor y cobardía

Has logrado con tus evadidas

Que se ahonden mis heridas

Burlando mis sentimientos

Con tus ocultos pensamientos

JORGE ENRIQUE RAMIREZ CLAVIJO

PALABRAS

Hay palabras que se sienten

Hay palabras que ni se entienden

Hay palabras para fingir

Hay palabras para mentir

Hay palabras para expresarse

Hay palabras para excusarse

Hay palabras para herir

Hay palabras para revivir

Hay palabras que te dicen amar

Hay palabras que te dicen odiar

Hay palabras en tu sentir

Hay palabras que no has de decir

Hay palabras que te hacen ver graciosa

Hay palabras que te hacen ver furiosa

Hay miles de palabras

Palabras muy comunes

Palabras poco comunes

Palabras para un lenguaje excéntrico

Palabras para un lenguaje vulgar

Pero todas estas palabras

Están hechas para la expresión

Así que, me quedo Yo

Con la duda de actuación

¿Con qué palabras me hablas en cada ocasión?

Jorge Enrique Ramírez Clavijo


EL MUNDO TIEMBLA FURIOSO

El mundo tiembla furioso

La tierra se desquebraja y

Humilla a los que en ella habitan

El mar agita sus olas y

Con furia descomunal

Castiga sin piedad la soberbia banal,

El hombre con su indiferencia

Destruye su hogar y

Culpable es del terror y llanto

Que sin piedad ha causado,

La muralla se ha debilitado

El intruso de su hogar se apoderado

¡Perdón! confundido entre lágrimas de temor

A Dios suplican con pavor.

Jorge Enrique Ramírez Clavijo

viernes, 4 de marzo de 2011

LA PASION


Cierra tus ojos y humedece tus labios
Deja que la brisa suave, se pose en tus mejillas
Se deslice en tu pecho y llene tu espacio
Déjate llevar, no opongas resistencia,
Siente mis caricias y el fuego de mi alma
Así, sola, entregada en LA PASION que cubre tu cama
El fantasma de la noche vencido por el deseo
Se embriaga con tus besos y se rinde a tu cuerpo

Jorge Enrique Ramírez Clavijo

TU BELLO ROSTRO

Entregado en la calma de mi habitación,
Las paredes reflejan las imágenes de mis pensamientos
La dulzura de un rostro se atenúa con la media luz y el silencio
Trato de recordar esa mirada y su sonrisa para plasmarla en mi lienzo,
Fugitiva, escurridiza e imposible de grabar,
Deja una sensación propia de una virgen en su altar
Cierro mis ojos para recordar
Y es TU BELLO ROSTRO el que me hace alucinar

Jorge Enrique Ramírez Clavijo

ILUSIONES

Hay ILUSIONES que pronto te desilusionan
Hay alegrías que te dan tristeza
Hay felicidad que te hace llorar
Hay tiempo que te quita el tiempo
Hay ternura llena de maltrato
Hay triunfos envueltos en fracaso
Hay vida llena de alegría
Que pronto se vuelve vacía
Y se embriaga en la soledad

Jorge Enrique Ramírez Clavijo

LA INDIFERENCIA

LA INDIFERENCIA es amarga como la hiel
Las mentiras vacías como las calabazas
Los falsos halagos como lamidas de león a su presa
Pero hay actitudes que nos vuelven leones
De corazones vacíos e indiferentes y
Con lamidas de aliento agrio como la hiel

Jorge Enrique Ramírez Clavijo


Se ha producido un error en este gadget.