Gracias por tu Visita, Deja un comentario.

sábado, 3 de enero de 2009

EL TIEMPO

El tiempo te enseña
que la vida es sólo una ilusión y
que cada día nos aferramos más y más a ella,
aún sabiendo que cada día
se nos escapa de las manos,
sólo queda aferrarse
a la esperanza del recuerdo vivido y
al deseo de volverlo a vivir.
Cada segundo que avanza
es un segundo menos de vida por sentir,
cada segundo que pase
es un segundo en contra de tus sentidos,
cada segundo que pase,
es un segundo de nostalgia
por no saber vivir,
el tiempo el mejor de tus amigos y
el más traicionero de tus aliados,
no te fíes de él
por que sus puñales
te arrancaran el alma,
no te fíes de él,
por que tus desengaños
te harán sufrir lo poco que tienes por vivir.
Debes aprender a vivir,
porque te han dado un alma tan frágil,
que sólo durará
lo que duren tus hechos en este mundo,
que TUS METAS Y TUS LOGROS
no sean materiales,
si no espirituales
a fin de que le hallas ganado la guerra al olvido y
que tus memorias permanezcan
por siempre en el sentir de la humanidad,
sólo así serás ETERNO.

Jorge Enrique Ramírez Clavijo

ANGUSTIA POR MI NUEVA VIDA

En mi absoluta soledad
mis pensamientos se profundizan,
con angustia espero aquel día,
del cambio de mi condición,
entre felicidad y desconcierto
se abruman mis sentimientos,
el temor confunde mi alegría,
se me nota la cobardía
del paso a esta etapa de mi nueva vida,
tengo temor que lo bonito del encanto
se esfume y que la rutina
con telarañas envuelva nuestra relación,
aún con el temor de nuestra vida compartir
con decisión una fecha escogimos,
es la fecha que el reloj de arena,
la vida puso en conteo,
comienzan los preparativos,
ansiosos y nerviosos nuestra relación se ahonda,
esa nueva forma de vida cambiará por completo,
la atención que nos debemos
en mantel blanco una nueva imagen poner,
debo contigo tratar de aprender
un nuevo comportamiento,
son tantas las preocupaciones que mi mente abruman,
tengo la confusión de la vida en desdeño,
temo por la experiencia no vivida,
temo por el desconcierto que el futuro nos traerá,
soy cobarde al pensar en ello,
pero me reconforta el amor
que por siempre nos profesamos,
ese amor que espero construya murallas
que a nuestra relación firmeza dé,
para con valentía la conquista del mundo alcanzar.
Tú y Yo un nuevo mundo construir
entre la timidez y el placer
de juntos compartir
con angustia la luz que el horizonte
en nuestros ideales debemos lograr.


Jorge Enrique Ramírez Clavijo

INQUIETUD

El azul del cielo me recuerda tu mirada,
el vuelo de las aves me hace extrañarte con angustia,
extraño tu caminar junto a mí,
la forma en que con timidez tomabas mis manos,
la sonrisa delicada y tierna de tu rostro de niña mujer,
es tan agradable volver a sentir
esos momentos que juntos pasamos,
las veces que sobre la orilla de la playa dibujamos
un corazón con nuestros nombres entrelazados.
Ahora que junto a nuestro parque estoy,
observó con envidia a los enamorados,
que entre delicadas caricias su amor se profesan
¡Dios! ahora comprendo tu perfección,
nos has dado formulas mágicas
para que en nuestra mente
con placer volver a recordar imágenes
que con inquietud del antaño nos hacen extrañar.
El candor de la tarde
sobre mi rostro se posa,
mis mejillas se sonrojan,
mi mirada perdida en el horizonte
un retrato desdibuja,
veo rostros amigos que por nuestras calles pasan,
meditadas figuras que recuerdos traen al presente
¡oh! ¿Cómo sucedió?, ¿cómo paso?,
es que entre turbinas de aire
la velocidad del destino a otros vientos te llevo,
esperando con inquietud vivo
que las corrientes del viento del oeste,
a mis caminos te presenten,
soñador, esperanzado, melancólico enamorado soy,
calma ya la angustia
y dame de beber del néctar agridulce
de tus entrañas mujer.

Jorge Enrique Ramírez Clavijo

LA ÚLTIMA SONATA DEL ALMA


Cae en punzada la última sonata del alma
Retumba en su angustia la marejada y rompe la calma
No más soberbia, no más altivez, no más humillación
El desconsuelo rompe sin sazón al caudillo su inspiración
Pregones anuncian una nueva cúspide en el consuelo
Rutinas estresan al humilde y lo abaten a duelo
No hay figura que ofusque la mirada del zombi
Rituales moribundos su mente profana
Se esfuma la calidez y helada deja el sonido de la campana
Buscando va entre la liebre y el coyote
Rompe la usanza y ligero su paso agiganta
Entre la maleza su pudor se espanta
Por cura, su mal tiempo recorrer
Entre el olor a pino su mente distraer
Se acabo el idilio, se acabo el placer
Ahora queda sólo tratar de entender
Que el camino oscuro es difícil al andar
Entre espesuras, montículos y espinas
Su fragilidad pueda tropezar.

Jorge Enrique Ramírez Clavijo

DESILUSION DE NOBLEZA



Ha Pasado tiempo ya, tal vez un mes o casi dos
Desde el día en que por angustia el teclado recogió
en letras el sonido silencioso de mi voz
Una vez más he retomado por asalto la destellante pantalla
Para describir con escalofrío que embriaga
Lo que por testigo el destino me puso
Un cenáculo escenifico el trágico encuentro
Que en pasadas noches de desconsuelo
El fantasma pronosticó
Entre espesas y grotescas frases estalló
El deseo reprimido de la venganza
Coloreando de rojo el telón de la noche
Que con usanza se debilitó
Irresoluto, perplejo y confuso
Nobles, en duelo batieron de su amor la desilusión
Que la beligerante con su exquisita figura puso en prisión
No hay triunfo en la escena sólo rencores abatidos
Entre tulipanes y jazmines espinosos
Convulsionante la estipendia corrompió
El aire maloliente de la noche vengativa
Que entre moretones, dolor y sangre dejo.

Jorge Enrique Ramírez Clavijo

EL MAESTRO DE LA FE

Entre prados y verdes colinas
Un manto blanco se ve a lo lejos
Es un hombre con cara bondadosa
Sonrisa impecable y de piel rosa
Su mano se extiende invitándote a sentarse
A su diestra y en su regazo recostarse
Su voz tenue te invade el alma,
Imposible ignorarla entre tanta calma
Dice que es posible sosegar nuestra sed
Si bebiéramos del manantial de su ser
Nada perturba su atención,
Es por ti y por mí que vino en esta ocasión,
Su vida entregó ya una vez
Para pedir salvación por el mundo que está al revés,
Sólo pide ser nuestro amigo
Y no reparara en darnos su abrigo
Dejemos que a nuestra morada ingrese
Y a nuestros corazones su palabra regrese
Lucha contra la maldad, el odio y la perversión
El amor, la bondad y la empatía en si son reflexión
Un nuevo mundo nos ofrece
Sin temor, enfermedad ni muerte
A aquellos que su palabra guardan
En el cofre de su alma y con ella su vida resguardan
Su nombre escogido fue
JESÚS, EL MAESTRO DE LA FE


Jorge Enrique Ramírez Clavijo

AMIGA DE LA ESQUINA

Aquella Esquina recuerdos le trae
Una vida que atumultúa sus ojos y su mirada decae
Juzgaron de ella sin convicción
A su miserable vida trajo aflicción,
En su regazo un niño lloraba,
el fruto del placer sin responsabilidad que ella callaba
Soledad, necesidad, abandono
la empujaron a morir lentamente en una calle sin trono
Su rostro sonríe insinuando complacer
A su jale en esta noche de placer
Su objetivo, cuatro miserables monedas
Que el llanto de su hijo calme
No hay vergüenza en su actuar
Sólo deseo de saciar
y su mal momento superar
la esquina su amiga por necesidad
a explotación la expone, es su calamidad
han pasado muchos años desde aquella situación,
pero la herida aún vive en su corazón
señora algunos le dicen
y entre murmullos su mala vida desdicen
no hay reparo en este mundo
para juzgar y maltratar
sabiendo que a ese lugar
culpables somos todos al empujar
al inocente a su culpa expiar


Jorge Enrique Ramírez Clavijo

PERDIDO EN EL MUNDO

Perdido en el mundo está,
su destino escogió o marcado en él se vio
no hay presagio para la salida encontrar
la fuga fue rápida y volátil quedará
entre espesas y oscuras capas de humo
su vida se esfumará
Hoy lo vieron pasar,
con sonrisa figurada, su rostro en decadencia
no contemplaba morada,
no hay vergüenza en su actitud
su comportamiento lo ha degenerado,
para algunos loco está,
otros lo ignoran al pasar,
su familia lo abandonó,
sus amigos lo ven con compasión y temor
en el fondo de sus entrañas ayuda pide con clamor.
Muchas veces me he preguntado
si el Divino escribió su mal destino
o es que por equivocación y entre tanta confusión
que su mala elección a su deplorable camino condujo.
Maldita droga que entre falsos deleites conminas,
conductas y vidas sin reparos arruinas.
Hay quienes contigo su vanidad con lujos enriquecen,
sin saber que a otros, su miserable vida entristecen.


Jorge Enrique Ramírez Clavijo

EL NIÑO DE LA CALLE


Caminando va con la mirada perdida,
entre el suburbio su pequeña figura se pierde,
no hay consuelo para su sufrimiento,
no hay un lugar donde le esperen,
es la calle su gran morada,
sin pan, sin abrigo, con la carita sucia y el alma agitada,
cada esquina le recuerda una historia vivida,
pasa sin sentido cada noche y cada día,
su ligero cuerpecillo conoce por monotonía
las destrezas de la subsistencia,
se acerca cada vez que puede y con mucha paciencia
a pedir migajas de alimento,
para con desespero calmar su hambriento padecer,
se ha preguntado muchas veces por qué está ahí,
la voz de la inconciencia le ha respondido:
“por culpa de un mal destino,
crueldad ha puesto en tu camino”,
no hay bondad en el mundo,
que con cariño limpie de impurezas tus delicadas mejillas,
sacie tu sed, llene tu estomago y cultive tus pensamientos,
cruel mundo e indolente
que no te fijas en los desprotegidos,
permite que los afligidos
al menos su hambre puedan saciar,
y cuando UN NIÑO EN LA CALLE veas,
extiende con ternura tu mano,
al menos calor él sentirá.
Jorge Enrique Ramírez Clavijo

NO HAY VUELTA ATRÁS

Sobre el péndulo del tiempo,
recae con violencia el conteo de mi existencia,
es tan frágil el pequeño hilo del cual mi vida depende,
mi falta de experiencia,
mi búsqueda insoluta del falso placer,
me ha llevado a poner
sobre un manto oscuro mi propio padecer,
ya NO HAY VUELTA ATRÁS,
debo enfrentar con coraje
el sufrimiento que a otros he causado,
me siento débil, temeroso y con angustia
por lo que tengo y debo dejar,
el anillo oscuro que conduce
al camino del olvido me espera ya,
es tanta mi aflicción
que con desespero alguna salvación deseo alcanzar,
no puedo más, el arrepentimiento a mí ha llegado,
el dolor me consume,
pero mucho más la tristeza de saberme que desahuciado estoy,
no hay cura para mi mal,
refugio debo hallar en lo que un día tuve
y el amor que por compasión hoy me ofrecen,
rostros curiosos a mi llegan,
algunos comentarios mis oídos escuchan,
espantados mis amigos se van,
¡pobrecillo! se oye en el pasillo,
la verdad esto yo no pedí, sin embargo llegó,
ahora de mí se apoderado
y como a muchos se ha llevado yo no soy la excepción,
siempre pensé que de cualquier forma mi vida se acabaría
pero nunca sin brillo.
Esta nota como ejemplo quiero dejar
para aquellos que del falso placer
quieren hacer su convicción,
no duden del dolor que como consecuencia un día traerán.
Sólo momentos por vivir me queda
entre la valoración de la vida y el padecimiento con rudeza,
mis últimos días y horas las dedico
con agradecimiento por tanta angustia
que a los míos he causado,
perdón y sólo perdón pido ahora
en mi afligido pensamiento y moribundo corazón.

Jorge Enrique Ramírez Clavijo

ESCRIBO SOLO POR TI


Cada tarde al caer la oscuridad de la noche
En mi soledad
 Mi alma se desploma
Comienza mi tortura
Los pensamientos son tan intensos 
Los recuerdos abruman mi mente
Mi rostro empalidece 
Mi corazón en silencio llora 
Se hace frágil
 Ello me entristece
Temo por mí
 Ya no me queda valor
Para seguir soportando el calvario del olvido
Pensé que era fuerte
Pero el tiempo y el destino
Me enseñan los errores
Acentúan sus puñales
Para que mis heridas sangren más
No hallo sosiego a este clamor 
Para evitar se derrame mi conciencia
Cojo el teclado y sobre el manto blanco
De una página escribo sin sesar
Solo atino a dejar grabado en el computador
Un pensamiento de mi amor
Que en mí, heridas ha causado
Hoy decidí un objetivo lograr
Con frases y pensamientos
Que por dentro me devoran, escribirlos
Para cuando los leas sepas
Cómo mi destrozada alma te adora
Eres Tú la musa de mi dolor
Eres Tú la musa de mi inspiración 
Lo que un día no presagie
Es que hoy
ESCRIBO SOLO POR TI.

Jorge Enrique Ramírez Clavijo

EL PROPÓSITO DE MI VIDA


El telón de la noche ha vuelto a caer,
la melodiosa nota de el grillo rompe el silencio y
a mi oído desea acompasar,
se velan mis sueños en cada amanecer,
procuro tratar de entender
el propósito de mi estadía en está perturbada vida,
melancolía, tristeza y preocupación
me comienzan a embargar,
son tantos y tantos los pensamientos
que navegan en mí,
tratando de explicar
el motivo que lo ha llevado a traerme aquí,
no hay ruta ni brújula
que guíe con acierto
el velero de mi desconcierto,
sólo, agitado y abrumado
por el pesar de la oscuridad y la confusión,
la corriente del destino
lleva a mi barco al naufragio
en la isla del olvido,
tantas veces me he preguntado
si sientes mi dolor, si sufres mi tristeza,
si gozas con mis alegrías, si esperas mi venida y
si extrañas mis caricias,
o tal vez en mi lejanía mi rostro olvidas,
si mi voz ya no es melodía para tus oídos,
si después de mí habrá vació en ti,
son tantas las formas de aprender a sentir,
que me olvide de vivir,
me olvide que realmente estoy aquí,
que no es un sueño lo que viviendo estoy,
que no es rutina si no desazón
en la nostalgia del mañana
sin claridad del destino
lo que a desconsolado mi alma y
ha dado lugar a la meditación sobre
EL PROPOSITO DE MI VIDA.

Jorge Enrique Ramírez Clavijo



PRUDENCIA

La Rutina ha roto el cristal de tu hermosura y
ha dejado al descubierto tu fragilidad de mujer,
la pureza de tu alma se esfumo,
hoy conmovido por tu actitud,
en mi se refleja tu cambio y deja perplejo el actuar de una dama,
el coraje de mujer violenta te enfrenta a la ferocidad de la vida,
es tanto mi desconcierto que abruma mis sentidos,
difícil es creer que el acoso del destino
haya perturbado tu tranquilidad y
convertido en lo que por siempre resistencia opusiste,
mitigas tus ansias con el dulce sonido del violín natural
que la noche en silencio pone a tus oídos,
te ves agotada,
cansada de la rima
que en el velo de la espesa neblina
oculta tu verdadero tesón,
ya no está más aquella figura
que con delicadas manos un día se hizo mujer
¿Qué paso? ¿Por qué paso? ¿Cómo paso?,
son preguntas con vacías respuestas,
es acaso que el destino
se ensaño con tus perfumes y purezas,
es acaso que la crueldad de la vida
deseosa estaba de infligir el más grande castigo
que la bella doncella nunca esperaría,
tal vez, pero pudo más tu tesón de mujer,
y esa mezcla de rudeza y fragilidad,
con la mirada siempre sonriente y el ceño fruncido
enfrentaron con firmeza la voluptuosa condena
para asirse paso en el valle de espantos y espinos,
y con orgullo, con las manos callosas y
con el sudor en la frente,
alcanzar la luz del horizonte que reparaba encontrar.
Ahora después de conocerte,
exijo PRUDENCIA
en aquellos que te pretenden JUZGAR.
Jorge Enrique Ramírez Clavijo

NOSTALGIA DE TI

La claridad de la luz en la mañana
me despertó con el deseo de encontrarte y
sobre mi lecho tu pecho desnudo acariciar,
frágil mi mente se quedo en el ocaso del tiempo,
mis deseos confundidos aún reposan
en la experiencia de los bellos momentos vividos,
como velero naufragan en el inmenso mar del desconsuelo,
mis agitadas noches de desconcierto mi alma abrigarán y
un inmenso dolor en el pecho de mi se apoderará
esperando volverte a encontrar.

Que el brillo de la noche tu rostro ilumine y
cuando la nostalgia por mi te embargue,
pregúntale al silencio donde estoy,
que él responderá susurrándote al oído de mi ubicación y
mi alma en desconsuelo hoy un beso en tus mejillas reposará.
Te amo.
Jorge Enrique Ramírez Clavijo

ESTOS DIAS A TU LADO

Estos días a tu lado, ya los había soñado,
estos días a tu lado son los días
que mi mente delirante por siempre había esperado,
el sólo hecho de pensar en el capricho del destino
por tratar de encontrarnos y nunca darnos
la oportunidad de compartir
aunque sea sólo unos días a tu lado,
ponía mi alma en tristeza,
hoy que por fin el turbante del tiempo
nos envolvió entre sus mantos blancos
y le arranco a la felicidad cinco días para nosotros,
me ha dado no sólo tiempo para gozar
del néctar de tus encantos,
si no también felicidad para mis nostálgicas noches de desvelo,
cuando mi cuerpo tu cuerpo desnudo
comience ha extrañar,
cuando mis recuerdos extrañen la humedad de tus labios,
mis deseos se intensificaran deseando
que el túnel del tiempo
nos vuelva a absorber en sus encantos.
Te amo y ya comencé a extrañarte junto a mi.
Jorge Enrique Ramírez Clavijo

TAN SOLO TE AMO


En mi se conmocionó el deseo de volverte a ver,
tu encantador rostro está por siempre perennizado
en mi mente,
el sólo hecho de reencontrarte
a hecho que se encienda el deseo de mi alma por la tuya,
tu mirada y la mía,
se comunican en el silencio de las palabras,
no necesitas de gestos ni susurros
para decirme lo que estas sintiendo,
tú conoces mi sentir y sabes que cuando a tu lado estoy
soy feliz,
mi felicidad eres tú,
mi felicidad es la tuya,
aún en contra de todos nuestros sentidos
nos amamos y eso nos basta y llena,
se que el mundo se ensaño con nosotros
nos ubico en tiempos equivocados y diferentes,
nos puso barreras para encontrarnos,
pero ni ello pudo con lo que escrito estaba ya.
Tú eres mi amor y lo serás
mientras mi mente lucida este,
al rozar de tus manos se encandece mis deseos.
PENSÉ EN ESCRIBIR ESTO
PARA CUANDO LO LEAS SEPAS QUE TE AMO
y no dudes en lo que por ti siento.
Jorge Enrique Ramírez Clavijo

TE AMO


Te amo,
me has preguntado un sin número de veces
en lo que ello significa para mi,
sólo se decirte mi amor,
que tú eres para mí
como el agua que necesitó para calmar mi sed,
como el aire que necesito para poder respirar,
si ello no son necesarios
para poder Yo subsistir
entonces Tú mi amor no lo eres en mi.
Ahora pregúntame si te amo,
pero no olvides de preguntarte
si podemos vivir sin agua y aire.
Jorge Enrique Ramírez Clavijo

PARA TI CON AMOR


Tuve un sueño,
el más hermoso sueño
que mi sonámbula vida haya podido navegar
en lo más profundo del subconsciente,
una luz invadía mi alma,
mis ojos atumultuados por tan irresistible visión,
desdibujaban hacia el infinito
la figura de una hermosa ilusión con cuerpo y alma de mujer,
pensé que en mí quedaría sólo esa ilusión de un sueño,
pero grande fue mi sorpresa
cuando lo divino se volvió realidad
y la hermosura de tu angelical rostro invadió mis sentidos,
fue tanta mi sorpresa
que lo divino quedó minimizado
con lo que mis ojos descubrieron en la figura terrenal,
esa figura terrenal
que el destino quiso pudiera tener entre mis brazos
y que la fortuna dispuso
que mis labios desnudaran
lo más puro de los labios de aquella DIOSA hecha mujer,
si por alguna razón
mi mente caerá en el turbante del olvido,
quiero que Tú sepas que su nombre
fue hecho sólo para las diosas "XXXXXX" mi amor.
Jorge Enrique Ramírez Clavijo

DEDICADO A LA MUJER QUE AMO Y NO PUDO AMARME


Ayer al recordarte, recordé que tu amor por mí era solo una ilusión, esa desilusión destrozó mi corazón en mil pedazos, recuerdo que me decías que nunca de mi te alejarías, que siempre a mi lado estarías, pero todo sólo fue mentira, de nada valió las cosas que juntos pasamos, los días tan tiernos que mi mente abriga, el dulce candor de tus labios por siempre permanecerá en mí, se que te extrañare, se que en ti sólo pensaré, se también que rápido tu mente me borrará, que tus labios otros labios han de besar y
que tu boca otro nombre susurrará,
pero aún así mi mente te albergará.

Me duele el corazón por todo lo que estoy sintiendo,
es como un puñal de fuego el que atraviesa mi alma,
va destruyendo todos mis sentidos,
mi mente se nubla y tu recuerdo cada vez se hace mas intenso,
todos mis recuerdos y bellos momentos junto a ti,
los guardo en el libro de mis ilusiones
que aún no termino de leer,
dicen que la vida es una sola, pero yo ya te la he dedicado a ti,
la actual y todas las que vendrán,
vives y vivirás por siempre
entre lo más profundo de mis células,
estas tan ligada a mí que dejarte ir,
es como dejar que mi corazón
irrigue a todas las profundidades de mi cuerpo
el liquido vital que me mantiene vivo,
mi propia sangre.

A ti, dedico estas mis ultimas palabras,
en lo más profundo de mi ser albergo una esperanza,
que sepas guardar lo bello que te di en un rincón de tu corazón y de tu mente,
y si es mucho pedir,
recuérdame aunque sólo sea por nostalgia
a alguien que estuvo junto a ti cuando se lo pediste,
como tu más sincero amor y el mejor de tus amigos.
Esto esta hecho para ti,
LA MUJER QUE AMO Y NO PUDO AMARME.


Jorge Enrique Ramírez Clavijo

DESEOS

Recostada yace en su cama
Complacida por el disfrute en la noche de placer
Su mente y cuerpo delirantes han quedado
Y deseando está el cuerpo de su amado
Confundida, delirante y extenuada
Rompió el hielo de su frívola vida pasada
Mejor momento no pudo haber tenido
Y entre sabanas blancas su amor haber complacido
Hay pensamientos fortuitos de osadía
Pero pudo más su pequeña cobardía
Al dejarse llevar a la cima de la excitación
En una pequeña, colorida y fría habitación
Era tanto su deseo, que embriago su alma de pasión
Murmullos, gemidos y besos perdidos se hicieron canción
Fue una noche intensa difícil de olvidar
Ya no perturba la calma el apetito complacido
Agonizante se quedó el deseo no vivido
Una noche más pide con lujuria
El mendigo de su cuerpo en penuria

Jorge Enrique Ramírez Clavijo
Se ha producido un error en este gadget.