Gracias por tu Visita, Deja un comentario.

sábado, 3 de enero de 2009

EL NIÑO DE LA CALLE


Caminando va con la mirada perdida,
entre el suburbio su pequeña figura se pierde,
no hay consuelo para su sufrimiento,
no hay un lugar donde le esperen,
es la calle su gran morada,
sin pan, sin abrigo, con la carita sucia y el alma agitada,
cada esquina le recuerda una historia vivida,
pasa sin sentido cada noche y cada día,
su ligero cuerpecillo conoce por monotonía
las destrezas de la subsistencia,
se acerca cada vez que puede y con mucha paciencia
a pedir migajas de alimento,
para con desespero calmar su hambriento padecer,
se ha preguntado muchas veces por qué está ahí,
la voz de la inconciencia le ha respondido:
“por culpa de un mal destino,
crueldad ha puesto en tu camino”,
no hay bondad en el mundo,
que con cariño limpie de impurezas tus delicadas mejillas,
sacie tu sed, llene tu estomago y cultive tus pensamientos,
cruel mundo e indolente
que no te fijas en los desprotegidos,
permite que los afligidos
al menos su hambre puedan saciar,
y cuando UN NIÑO EN LA CALLE veas,
extiende con ternura tu mano,
al menos calor él sentirá.
Jorge Enrique Ramírez Clavijo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

TE AGRADECERIA POR TU VALIOSO COMENTARIO.

Se ha producido un error en este gadget.